No hagáis caso a las indicaciones para llegar a los sitios siempre

Atención a las instrucciones de un anuncio para llegar desde la estación de atocha a su dirección

Instrucciones para llegar

Instrucciones para llegar

Alguien me puede explicar en qué están pensando para señalar ese recorrido? Seguro que no se puede ir más directo andando? Será que en Madrid se puede llevar el coche en el metro y/o cercanías?
PD: Por cierto, esto lo publican en la edición catalana de un periódico gratuito.

Momento autodefinido: mojón

Es de hace unos días pero aún no había tenido tiempo de ponerme a escribir.
Haciendo el autodefinido del qué! me encontré la siguiente definición: “PONGO UN MOJÓN”, de seis letras, la tercera es una eñe y la última, una o.

Adjunto la solución, pero pensadlo primero.
Continue reading

Titulares homenaje: los chinches

Leyendo el qué! hoy hemos visto una noticia que no parecía demasiado sorprendente:

Titular qué!: chinches en un albergue de la guineueta (traducido)

Hemos decidido hacer nuestro propio titular homenajeando a grandes periodistas españoles, éste es el resultado final:
Titular matias: los sintecho se chinchan (de cram)

Titular piqueras: 70 sintecho al borde de la muerte por congelación por culpa de los chinches (mío)

A todo esto, espero que desinfecten pronto el albergue para que puedan volver a dormir

Venganza mundialista

Leo en el 20mins que un holandés decidió robar una bandera de España en Granada como venganza por “el robo del mundial de fútbol” (probablemente vio fumado el partido). Lo más curioso es que lo pillaron gracias a las cámaras de control de tráfico cuando se estaba subiendo al mástil!
Suerte tiene que no fue a hacerlo a Masquefa o podrían haberlo atropellado por tocar la bandera.

Caraduras del mundo: la compradora de rebajas ninja

Leo en el Periódico que en EEUU están buscando a una mujer demasiado ansiosa por conseguir sus gangas del Black Friday en el Walmarkt.
Al parecer vio que la cola para entrar era más larga de lo que pensaba y que no le iba a dar tiempo a conseguir lo que fuera que buscaba, así que ideó un astuto plan: siguió el ejemplo del “jefe Wiggum” del desalojo de los OWS que una vez inmovilizados unos estudiantes, los gaseó con spray pimienta.
El resultado: 20 personas atendidas por los servicios médicos.
Qué lástima que no confundan el colirio con el spray este tipo de chusma.
PD: no pensaba que tuviera que usar el tag de nuevo tan pronto, pero es lo que hay.

Caraduras del mundo: nuestra señora del absentismo

Leo en el 20mins que hay pillado en Italia a una mujer de 44 años que trabajaba de enfermera en un hospital (concretamente el Santa Ursula Malpighi de Bolonia) y sólo fue 6 días a trabajar en 9 años pero cobró su sueldo completo cada mes. Joder, que trabajó menos que los reyes magos!

Para lograr tal “hazaña”, se inventaba enfermedades y dos embarazos de riesgo. Incluso desgravaba a los niños en su declaración. Aún no entiendo como consiguió sólo con dos embarazos llevar el engaño tan lejos: en 2002 tuvo a su hija verdadera (no imaginaria) y, a partir de entonces, se inventó una dermatitis provocada por los detergentes del hospital. Al año siguiente se inventó un embarazo de riesgo y que había parido en nuestro pais, luego más enfermedades y, en 2008, otro embarazo con hijo nacido en España. Sus compañeros no la debían de echar demasiado de menos porque hasta este año que el hospital decidió despedirla ni siquiera la habían investigado. La enfermera parece que decidió demandar al hospital por el despido.

Sopa de letras colaborativa

Voy en el metro y veo a una chica sentada y dos asientos más allá un niño de unos 7 años. El niño está haciendo el sudoku de un periódico gratuito y, de vez en cuando, se lo enseña a la chica para que lo corrija. La madre del niño está de pie al lado de él.
Cuando se acaba el sudoku, la chica le ofrece hacer el autodefinido (ese día fue un poco putas, recuerdo que cuándo lo intenté hacer entendí que la chica desistiera), le pregunta cuándo se va a bajar. Al final decide sacar su libro de pasatiempos y, aprovechando que la persona que estaba entre ellos se ha bajado, le propone una de esas sopas de letras con la lista de palabras que buscas. Se ponen a ello. Hace rato que son la atracción del vagón, todos les miramos mientras sonreímos.
El momento estelar llega ahora, otra chica que está de pie les empieza a señalar una de las palabras. Al final, todos estamos haciendo la sopa de letras!
Hechos verídicos en un metro de Barcelona un lunes de otoño.
PD: El hombre que sale cada día del armario se ha cambiado de chaqueta y ya no huele a antipolillas!