Homínidos 2012, el viernes


Ya damos por cerradas las homínidos 2012 (7-9 de septiembre)y, como suele ser habitual, hemos jugado y nos hemos reído un montón durante el fin de semana y todo organizado genial 🙂
Llegamos el viernes sobre la hora de comer y fuimos a acreditarnos y conseguir nuestra camiseta. Tenemos el número 1 de la inscripción!!!! Como no había mucha gente jugando en ese momento, estuvimos hablando con unos de los organizadores un rato. Ahí nos enteramos que nadie mandó diseños para actualizar la camiseta (menudo fail!).
Como queríamos empezar con algo ligerito, nos pillamos un juego sin tablero central:

“At the gates of Loyang” o “a las puertas de Loyang”

El Loyang (para los amigos), del creador del Agricola. Es un juego de plantar, cosechar y servir pedidos (digamos que es un negocio de verdulería autoabastecido)… en el que ganas usando el dinero para comprar puntos… ¬¬’  Sólo dura 2 horas de nada. Es para 1 a 4 jugadores. Aquí
sólo jugábamos Jbrinx y yo (le gané).

Mi tablero final de Loyang

Al acabar, ya empezaban a llegar más compinches y nos buscamos otro juego ligerito:

“Ora et labora”

El “Ora et Labora”, extrañamente, el autor es el mismo que el del anterior juego :O También para 1 a 4 jugadores, cuando estábamos destroquelando (estrenamos el juego, que lo editan en castellano los organizadores de las homínidos: homoludicus) llegaron una pareja más. Claramente, nos negamos a soltar el juego después de haberlo desvirgadtroquelado y mandamos a Jbrinx con la nueva pareja a jugar al “innovation” ya que ellos no lo habían probado (yo lo probé el fin de semana de primeros de septiembre). Se supone que se puede jugar en 2 horas, pero como era la primera vez de todos, tardamos bastante más. Aquí perdí, por no contar correctamente los turnos.

Vista de mi tablero personal casi al final de la partida

Vista general de la mesa durante la parte final del “Ora et Labora”

Como en la mayoría de juegos que conozco de este autor, tienes tu propio tablero para jugar. En mi opinión, tal vez necesitas demasiado espacio para jugar porque hay muchos componentes diferentes que gestionar. En este caso, no hay que hacerse una granja o un comercio autoabastecido, hay que crear un complejo eclesiástico (edificios amarillos que debe ser contiguos) con servicios seglares (edificios marfil).

Nos gustó mucho la forma  de saber los recursos disponibles en el mercado: en la rueda que se ve en la última imagen hay diferentes “huecos” en los que se colocan los marcadores de recursos, a cada turno se gira la aguja de la rueda que tiene las cantidades marcadas y cada marcador queda actualizado a su nueva cantidad.

Otra cosa bonita: hay dos “localizaciones” para jugar Irlanda o Francia, en la primera se puede fabricar whisky y en la segunda, vino. Estos dos recursos, puedes utilizarlos cuando quieras activar el edificio de otro jugador en tu beneficio para emborrachar a sus monjes y que no se lleven dinero (pagas el whisky al banco y el otro pierde su monje sin obtener beneficio).

Y para finalizar, jugamos a uno colaborativo:

“Flash point”

El “Flash point“; un juego para 1 a 6 en el que todos los participantes son bomberos y deben rescatar al menos a 7 víctimas del fuego. Fue un desastre y sólo sacamos a 3 antes de que se nos cayera la casa encima. Los dados no paraban de concentrarse en la misma zona (puñetero adolescente pirómano) y teníamos explosiones sobre explosiones.
Ésta es la crónica de mi viernes.

Advertisements

Quieres decir algo?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s